DiseñoIdentidadTemas de interés

¿Cómo proteger tu marca?

REGISTRO DE MARCA MÉXICO RECOMENDACIONES

En México, la protección de marcas es una de las  áreas más descuidadas del diseño mexicano. Ya varios incidentes han tenido lugar debido a este problema y la mayoría de ellos han resonado entre abogados y diseñadores por igual. Para las empresas, la protección de marcas es tal vez uno de los pilares más importantes, pues la  utilización de estos signos distintivos son realmente benéficas para que el público consumidor identifique los productos o servicios que prestas o comercializas, por lo que ha adquirido especial relevancia en la actualidad.

Sigue estas recomendaciones para tener en regla la protección de tu marca:

 

1. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Muchos emprendedores e incluso empresarios sostienen que no “vale la pena” invertir en proteger su marca en tanto no se hayan consolidado financieramente en su negocio. No obstante, la protección de la Propiedad Intelectual -y en específico de las marcas- implica en sí misma sólo una pequeña inversión que puede prevenir obstáculos mayúsculos que, con un poco de mala suerte, podrían decidir el rumbo permanente de tu empresa.

Si aún no has registrado tu marca, es posible que tu competencia la reproduzca y replique sin ninguna consecuencia legal ni amparo jurídico que proteja este bien intangible, forzándote a cambiar de marca para diferenciarte de tus competidores. Protégete a ti y a tu empresa y registra  tus marcas.

 

2. Conoce qué tipo de registros de marcas existen

Existen distintos tipos de marcas:

  • Nominativas:  son aquellas formadas por letras, palabras y/o números.
  • Innominadas:  son aquellas que se constituyen  a partir de figuras, diseños o logotipos sin letras, palabras o números.
  • Tridimensionales:  son los envoltorios, empaques o envases, así como cualquier forma o presentación de los productos en sus tres dimensiones: alto, ancho y fondo.
  • Mixtas:  son aquellas que se forman de la combinación de cualquiera de los tipos de marcas anteriores

 

3. Infórmate sobre cuánto durará la vigencia de tu marca.

En el caso de México, de acuerdo a nuestr Ley de la Propiedad Industrial,  las marcas tienen una  vigencia de 10 años, pudiendo ser renovadas de manera indefinida. Para tales efectos, la solicitud de renovación deberá presentarse dentro de los seis meses anteriores al vencimiento de su vigencia o máximo dentro de los 6 meses posteriores a esta, mientras que el trámite de registro puede llegar a durar casi medio año.

Un factor importante a considerar es que dentro los primeros 3 meses posteriores a cumplirse 3 años de haberse otorgado el registro de marca, debes declarar el uso real y efectivo de la misma, so pena de declararse caducada tu marca.

 

4. Usa tu marca… y además, tal cual la registraste

Aunque es un dato poco conocido, el hecho de registrar tu marca te ‘obliga’ a utilizarla tal cual la registraste (a excepción de los registros nominativos, en cuyo caso se puede utilizar la marca con cualquier tipografía, diseño y color).

En términos de la ley, usar una marca se entiende como la puesta de los productos y/o servicios que se amparen con la marca registrada en el mercado para su comercialización.

Si pasan 3 años consecutivos sin que hagas uso de tu marca, cualquier interesado tiene la facultad de solicitar a  la  autoridad que declare que la marca se encuentra ‘caducada’, en cuyo caso te correspondería comprobar su uso consecutivo, real y efectivo.

 

5. Cuida tu marca

Al tener registrada tu marca, en caso de que detectes que un tercero se encuentra utilizando elementos gráficos iguales o similares a tu marca para identificar productos o servicios similares a los que tu ofreces con la misma, busca asesoría legal de inmediato para proceder con las acciones jurídicas a las que tienes derecho y sancionar al responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *